Hoy entrevistamos a Ruth Herranz, Directora Técnica Veterinaria en el Centre Veterinari Vetmedic de MiVet, en Sant Cugat del Vallès, Barcelona. Descubre qué le apasiona de la profesión veterinaria y algunos de los casos que más han marcado su carrera profesional.


¿Por qué te gusta ser veterinario? ¿Qué es lo que te inspiró a estudiar esa carrera?
 
Desde la infancia siempre he sentido la necesidad de ayudar a los animales, no podía verlos sufrir y por eso quise estudiar veterinaria, para poder cuidarlos. Cuando salvo la vida de algún paciente tengo claro que mi objetivo en la vida es ser veterinaria, es lo que me hace feliz, y mi recompensa es esa.
 
¿Qué especialidad/área clínica es la que más te gusta?
 
La verdad es que disfruto con la medicina interna, UCI y diagnóstico por imagen.
 
En tu día a día, ¿cuál es tu actividad favorita en la clínica?
 
De manera general, disfruto pasando visitas, viendo a mis pacientes y estudiando cómo mejorar su calidad de vida.
 
¿Cuál ha sido el caso clínico que más feliz te ha hecho?
 
Tengo muchos que me traen buenos recuerdos, pero uno de ellos fue un cachorrito con parvovirosis. Lo tuve ingresado una semana. Fue duro pero sobrevivió y, a día de hoy, siempre que viene a la clínica, al verme viene corriendo para que le diga cosas. Para mí esta es la mayor recompensa, la que hace que sienta orgullo de ser veterinaria.
 
¿En qué aspectos consideras que te ha ayudado MiVet a desarrollarte profesionalmente?
 
Ha confiado en mí para desarrollar un puesto complejo, que me reta cada día a mejorar y a aprender otras facetas de mi profesión y de mi misma.
 
¿Tienes animales en casa? Si es así, ¿Cómo ha influido esa convivencia en tu bienestar emocional y desarrollo profesional?
 
Actualmente tengo dos gatos. Para mí son mis compañeros de vida, te dan cariño de forma incondicional. Hay días que llegas a casa estresada, cansada, o simplemente te sientes triste, pero ellos me ayudan a olvidarme de todo.
 
¿Cuál dirías que ha sido el desafío más duro al que te has enfrentado en tu carrera como veterinaria y cómo conseguiste superarlo?

El trato con el cliente, sin duda. Cuando acabas la carrera te das cuenta que la comunicación con el propietario es una parte fundamental del trabajo, y te das cuenta de que no te han enseñado nada de esto en la universidad.
 
Con el tiempo, simplemente vas aprendiendo de los errores y poco a poco vas adquiriendo una sensibilidad especial para saber comunicarte de una forma específica con cada cliente para crear un vínculo y que confíen en ti.
 
¿Cómo manejas el estrés y la presión en tu trabajo diario como veterinaria?
 
Me esfuerzo por organizar mi tiempo de la mejor forma para poder ser lo más productiva posible. Por otra parte, creo que es fundamental tratar de afrontar los problemas con actitud positiva para dar con la mejor solución.
 
¿Qué aspecto de vuestro trabajo crees que es subestimado por la gente que no pertenece al sector?
 
No saben el esfuerzo y la dedicación que supone ser un buen profesional. Dedico mucho tiempo a seguir aprendiendo y ser mejor veterinaria cada día por el bien de mis pacientes, y por mi misma. Lo peor es que aún has de escuchar comentarios como que somos caros o que solo queremos sacar el dinero. Somos médicos de animales.
 
¿Cuál ha sido el momento más emotivo que has experimentado en tu carrera como veterinaria?
 
Fue en una eutanasia, de una perrita que la conocía desde cachorro y que yo ya no podía hacer más por ella, solo acompañarla y proporcionarle una muerte tranquila y sin dolor. El propietario había hecho todo por ella, todas las pruebas, todos los tratamientos posibles, y creas un vínculo, porque luchas en equipo por salvarle la vida.
 
Después de dormirla, el propietario me preguntó que como estaba yo y me dio un abrazo. Ese momento lo recordaré siempre.
 
¿Qué te hace sentir más orgullosa de formar parte del equipo de MiVet?
 
Es bonito formar parte de un equipo, sentir que podemos crecer juntos y mejorar cada día, conocer a compañeros de otros centros, compartir experiencias, aprendizaje.
 
¿Cómo crees que la veterinaria ha evolucionado desde que comenzaste tu carrera, y hacia dónde crees que se dirige en el futuro?
 
La gente cada vez tiene más respeto por los animales, se consideran como uno más de la familia y esto nos ha permitido crecer como profesionales. Aún ha de cambiar mucho, pero creo que el futuro pasa por una mayor especialización del sector y una mayor presencia de mutuas privadas.

DÉJANOS TU COMENTARIO

Artículos relacionados

Hoy conocemos mejor a Noemi Moreno, del Hospital Veterinario Barcelona Sud

Hoy conocemos mejor a Noemi Moreno, veterinaria en nuestro Hospital Veterinario Barcelona Sud, Te descubrimos qué es lo que más le gusta de la...

Hoy conocemos mejor a Suelen Nunes, de la Clínica Veterinaria Del Sol

Hoy entrevistamos a Suelen Nunes Pereira, Auxiliar Técnico Veterinario en la Clínica Veterinaria Del Sol de MiVet, en A Coruña. Descubre qué le...

27 de abril: Día Mundial de la Veterinaria

El pasado sábado, día 27 de abril, conmemoramos el Día Mundial de la Veterinaria, una fecha en la que queremos reconocer el papel fundamental que...

newsletter

¡SUBSCRÍBETE A NUESTRA
NEWSLETTER!